Se inyectó semen para curarse un dolor y esto fue lo que pasó...




Irlandés intenta probar un 'tratamiento' para el dolor, en lo que sería el primer caso documentado de un hombre que se inyecta su propio semen... con terribles consecuencias. 

Médicos irlandeses atendieron el curioso caso de un hombre que durante un año y medio se inyectó en su brazo su propio semen.


El sujeto, originario de Dublín, Irlanda, de 33 años, llevó a cabo el extraño "tratamiento" para terminar con los intensos dolores de espalda que padecía. 

Según reportes de los médicos del Adelaide and Meath Hospital de Irlanda, este sería el primer caso, documentado, de una persona que se inyecte semen para tratar de curar una dolencia. 


En el hospital durante la revisión médica detectaron al paciente su antebrazo inflamado y enrojecido, por lo que tuvo que confesar que tenía más de un año inyectando su semen, por lo que fue hospitalizado y tratado con una terapia antimicrobiana. 

El hombre indicó que la acción la realizó por iniciativa propia, convencido de que terminaría con su dolor de espalda, pero cuando vio que este "remedio" no funcionaba, acudió al médico.